miércoles, 5 de abril de 2017

Cuidados básicos de una máquina de coser hogareña





El mantenimiento de la máquina de coser es realmente básico y sencillo, pero a pesar de ello no todo el mundo tiene asumida la importancia de hacerlo periódicamente.


tutorial unicose




Para hacerlo bien, es esencial leer el manual del modelo de la máquina ya que algunas tienen grandes variaciones en el funcionamiento y por más que se ostente experiencia, un pequeño error se puede convertir en un gran desastre (o un berrinche :)

Y cuando hablamos de mantenimiento, nos referimos en primer lugar al aceitado. Luego de varios meses de estrenarla, es necesario tomarse unos minutos para hacer este paso. De lo contrario, la maquina no solo emitirá sonidos extraños, sino que también hará que la aguja enganche la tela, entre otras peripecias. Por lo tanto, es una tarea que debe realizarse cada par de meses.

El aceite viene generalmente con la máquina, y sino se puede conseguir en las mercerías, negocios de máquinas o centros de reparación. Cada modelo explica en su manual donde necesita aceitarse, o más bien cómo abrir la plancha frontal (de donde sale la luz) y la lanzadera (donde se guarda la bobina).

Luego de haber colocado las gotas de aceite, se debe hacerla andar sin tela, sin hilo, sin porta bobina o canillero. Y cuando se vaya a usar, probar que no queden residuos de aceite en un trozo de tela que no sirva.

Las agujas también son un punto a tener en cuenta: es necesario vigilar que no estén dobladas o con la punta rota, ya que no solamente se corre el riesgo de dañar la tela que se está cosiendo, sino que también es posible que se rompa la máquina o que salte un trozo de aguja :S

La limpieza es otra cuestión fundamental para el buen funcionamiento del aparato. Es necesario mantener los dientes en buenas condiciones para que todo salga óptimo. Para ello, se desatornilla la placa metálica que los recubre y se barre con un cepillito la basura (polvo, tela) acumulada allí. Otro sector que requiere limpieza es donde se guarda la caja de bobina, allí suele ser facilitarnos la tarea emplear un pincel.

Y otra recomendación es intentar taparla con una funda cuando no se esté usando, ya que de lo contrario se acumulará polvo en sectores de la máquina a los que no es fácil acceder y que también son vitales para el buen desempeño de nuestra amiga fiel :)