martes, 9 de febrero de 2016

Ocho consejos para coser telas elásticas



Las telas elasticadas, quizás son una de las más difíciles para coser, ya que solo deben coserse con máquinas especiales como la remalladora o recubridora.

Si debes coser este tipo de telas, te entregamos algunos consejos que pueden ser útiles: (...)




1.- Según la calidad de la tela elástica, ésta puede encoger en el lavado o planchado.  Para evitar sorpresas, antes de cortar la tela lávala o plánchala con vapor o ponla bajo un paño húmedo.

 2.- Los moldes y confección de los modelos para telas elásticas están preparados específicamente para el uso de estos tejidos.  Emplea con ellos solamente telas iguales o similares a las que se indica en dichos patrones.

 3.- Las telas de punto o extensibles deben conservar su elasticidad al confeccionarlas.  Para que las costuras sean elásticas, cose la tela elasticada con pequeños pespuntes en zig-zag.

 4.- Hay agujas especiales para género de punto, con la punta roma para que no se dañe el tejido al clavarlas.

5.- Para que los cantos de escotes o sisas no se deformen, usa plantillas de entretela.  Si no hace falta que conserven su elasticidad, fíjales tiras de fliselina de 1 cm de ancho con la plancha, haciendo que el medio de las tiras coincida con las líneas de costura.

6.- Para que al cortar no se suelte la malla, antes de cortar termofija trocitos de entretela sobre los puntos de corte. O después de cortar, puedes poner una capa fina de esmalte para uñas en los cantos del corte.

7.- Sobrehila los bordes con zig-zag grande o con overlock.  Un consejo para comprarte tu máquina de coser: si puede hacer puntadas overlock, mucho mejor.  Amortizarás esa función seguro.

8.- Para que los dobladillos conserven su elasticidad, cóselos por el derecho con una aguja doble.  Si los coses a mano, emplea punto de escapulario; dobla el canto unos dos cms y no tenses mucho el hilo, es mejor que quede algo flojo.