viernes, 12 de febrero de 2016

Ejercicios para aprender a coser a máquina


Coser a mano no es lo mismo que hacerlo a máquina, ya que con máquina las costuras son más precisas y resistentes. Además, hay algunas prendas que definitivamente no se pueden coser a mano. (...)
Si recién estás comenzando a usar tu máquina hay varios ejercicios con los que puedes practicar, ya que al ensayar irás soltando la mano y aprendiendo de los errores.

1.- PLANTILLAS
Uno de los ejercicios es con plantillas, las cuales puedes hacer tu mismo en un papel. La idea es que tenga dibujado distintas formas, por donde pasarás la aguja sin hilo. La idea es que vayas probando tu pulso y las puntadas. Mientras más plantillas hagas, más destreza vas a adquirir para luego coser la tela.
Te aconsejamos que utilices el prensatelas de guía para dirigir la costura hacia donde quieras.

2.- PUNTO ATRÁS
El punto atrás suele realizarse al iniciar y finalizar una costura, puesto que la refuerza y evita que se deshaga en los bordes. Además, así nos podemos librar de rematar las costuras a mano. Para realizar esta puntada, las máquinas de coser llevan una palanca o botón, casi todas y sobretodo las nuevas, que realiza automáticamente la costura hacia atrás.
Para hacer esta costura debes colocar la tela en la máquina de coser  y coser 0,5 cm hacia delante, con la puntada que hayas elegido. Luego, parar y apretar la palanca o botón de puntada hacia atrás, coser marcha atrás hasta el principio de la costura. Repetir este proceso varias veces.

3.- COSER LAS ESQUINAS
Para alcanzar una costura perfecta, hay que coser hasta que se tenga que girar a unos 1,5 cm del borde de la tela. Debemos asegurarnos que la aguja esté bajada, dentro de la tela, y la máquina de coser parada. Puede ser que haya que girar la rueda de la máquina de coser, a mano, hasta dejar la aguja clavada en la tela. Levantar el prensatelas y girar la tela que estemos cosiendo comprobando que vamos a continuar por la línea. Bajar el prensatelas y seguir cosiendo.

4.- COSER LAS CURVAS
En curvas muy leves podemos ir moviendo nosotros mismos la tela. Pero en curvas más pronunciadas habrá que ir parando cada pocas puntadas, subir el prénsatelas manteniendo la aguja abajo, girar un poco la tela, bajar el prensatelas y continuar un poco. Al coser curvas más amplias, también habrá que parar de vez en cuando para no acabar haciendo una serie de líneas rectas y cortas.