domingo, 7 de febrero de 2016

Consejos para coser telas difíciles





Cuando vemos las prendas terminadas, solo pensamos en lo lindas que quedaron y lo bien que se ven, pero nadie se imagina todo el trabajo que hubo detrás para llegar a un buen resultado.

Elegir un buen molde y una tela adecuada son dos condiciones primordiales que determinarán el resultado final.




Para que la costura no se vuelva un suplicio, Únicosé buscó los mejores consejos para coser telas difíciles y no perder dinero cada vez que nos equivocamos:

- Tela gruesa: Una buena solución es poner un fósforo entre la prenda y el botón, coserlo, quitar el fósforo y enrollar el hilo bien apretado por debajo de él.

- Plástico: Para evitar que se pegue, por debajo de éste hay que poner una hoja de papel de diario.

- Cuero: Marcar el recorrido con un poco de tiza y poner cinta adhesiva en la zona para coser con precisión. Se recomiendan las agujas puntiagudas, ya que son las más adecuadas.

- Telas muy finas: Por ejemplo, para la gasa, se recomienda colocar unas tiras de tisú entre la tela y la máquina.

- Telas con pelo: Debes aumentar la presión de cosido, ya que la aguja tiene que atravesar los pelillos de la tela y necesita más fuerza. Cuando la planches, hazlo al revés, para conseguir que los pelillos no se aplasten.

- Telas de raso y terciopelo: Debajo de la tela, pon una hoja de papel y evitarás que después la costura se rice y tire.

Todos estos trucos no sirven de nada si no eliges la aguja adecuada. Las cortas son ideales para la costura a mano de prendas más bien finas. Las largas y puntiagudas sirven para hacer bastilla o para fruncir. Y las muy largas te ayudarán para hilvanar y coser tela.